Éxito

Este año no arrancó fácil pero las tormentas tienen su reverso: que cuando esclarecen las calles la luz —esa luz metálica tras la lluvia— ilumina cada pequeño detalle, los portales siguen todavía mojados y reparas en cada porqué. El tempo es diferente tras la tempestad, tus pasos más lentos, la ciudad parece otra pero es la misma: eres tú quien la mira de otra forma. Eres tú quien llena de cadencia (matemática, bellísima) cada silencio tras cada naufragio, nadie más.

Read →