Un mundo flotante

Entiendo un poco lo que pasa: no saben jugar. No han entendido, todavía (aunque yo intuyo que no lo harán ya nunca) que la vida es una obra sin guión pero con cuatro normas básicas: No juzgues, sé educado (pero no imbécil), no des nunca las cosas por sentado, quiere hasta el hueso, disfruta del viaje. No tenemos más que el instante presente. Nada más

Read →