Comidita para el alma

Estábamos en nuestra terraza hace no tanto, Eva nos preguntó por qué narices La Mamounia nos fascina de la manera que lo hace, Laura y yo nos miramos. Es que es complicado transmitirlo; lo intenté explicar, pero siempre se queda cortísimo: es la sensualidad, los olores (cedro, dátiles, jazmines, azahar) la piel, el entusiasmo. Me gustó muchísimo su respuesta, tranquila, consciente: “sí, comidita para el alma”. 

Read →