Sonríe, porque nada importa nada es la sentencia con la abrí el primer artículo de la columna (del mismo nombre) que se extendió a lo largo de una década. Supongo que tenía que empezar por ahí este resumen, pero quédate con lo importante: yo escribo.

Escribo de tanto en tanto en la Revista GQ, crónicas gastronómicas para Condé Nast Traveler y cada mes, sobre el arte de vivir (sangre que se desborda) en Vanity Fair; a lo largo de este camino me ha dado tiempo a crear un medio de comunicación en torno al hedonismo, dirigir una agencia, casarme y adoptar un gato. Nada importa, por cierto, también es el nombre del libro de relatos que acabo de publicar con Círculo de Tiza: qué ilusión este libro.

Tengo muchísimas dudas —y miedo. Prometo volcarlo todo aquí.

¿Por qué suscribirte?

No tienes por qué, vamos a empezar por ahí; esta Newsletter nace por simple necesidad de escribir y precisamente eso es lo que encontrarás: textos desde las entrañas. Escribo para vivir, porque estoy vivo, para seguir viviendo. Escribo porque me quema, porque me rota, porque sí.

Puedes hacer dos cosas: suscripción de pago o gratuita, aquí puedes ver qué incluye cada una.

Por un lado los sábados (no todos, que tengo una vida) mandaré las cartas que han acompañado a esta Newsletter desde el comienzo —un poco literarias y muy personales. Espero (si sé hacerlo) que cada vez lo sean más.

Por otro Claves para entender, un reporte dominical (6€ al mes) con mi mirada al servicio del curioso donde cabe todo lo que me inspira y me emociona: tendencias, conocimiento, creatividad, diseño, cambios y porqués. Las claves para entender las dinámicas del mundo que viene. Aquí cabe todo: películas, literatura, arte, piezas editoriales (las que hay que leer sí o sí), fotografía, viajes, arquitectura, terapia... yo qué sé: iremos viendo.

Mi idea es que esta comunidad sea un espacio para la señal entre tanto ruido, por eso es tan importante que sea un grupo sano y sin juicios, aquí la toxicidad nunca estará permitida; eso sí puedo prometértelo. Es que no tengo tiempo (ni ganas) para tristes, solo quiero a mi vera gente que sume.

Quién

Me llamo Jesús Terrés, puedes seguirme en Twitter, mandarme un mail o ver mis fotos en Instagram.